Como Estudiar Material didactico para padres Material didáctico para profesores Material didáctico para alumnos/as Tutor y Tutorias

LAS ENTREVISTAS CON ALUMNOS

las entrevistas con alumnos
Seria recomendable  que el tutor establezca como mínimo una entrevista formal y personal con cada uno de los alumnos de su grupo a lo largo del curso, al margen del dialogo y entrevistas que surgen esporádicamente durante el desarrollo de las diferentes actividades en el centro (los recreos, cambios de clase, en la clase, etc).

Como entrevista formal que es, esta debe prepararse y concertarse con el alumno previamente. Debe saber que vas hablar con el. La duración será variable dependiendo lógicamente de cada alumno y el tiempo que se necesite. Es mejor no establecer un tiempo, ya que al final o suele ser más corta de lo que se pensaba o por el contrario más larga, e incluso concertar una nueva reunión para terminar la primera si fuera necesario.
    

 

     El tutor previamente a la entrevista con el alumno tiene que tener  toda la información posible acerca del alumno/a, a nivel académico, actitudinal, personal y familiar principalmente. Es importante conocer cuál es su situación familiar, sobre todo si hubiera alguna circunstancia especial, los rasgos fundamentales de su carácter, su método de estudio, su trayectoria académica anterior y actual, sus motivaciones e intereses personales. Esto se puede hacer mediante la ficha del alumno.

• DURANTE LA REUNIÓN…

…son múltiples los factores que influyen en el desarrollo de la entrevista, haciendo que cada una de ellas sea única, pero eso si, en todas ellas podemos potenciar aspectos comunes que nos van a facilitar la tarea e intentar evitar otros que interfieran en el buen desarrollo de la misma.

…adaptaremos el lenguaje y el contenido de la entrevista a la capacidad de comunicación de nuestro alumno/a.

…trataremos de seguir un orden durante el desarrollo de la entrevista. Elaborar un guión en el que se contemplen los siguientes pasos nos ayudará en esta tarea:

1.Comunicación por parte del tutor/a de los motivos de la entrevista: ampliar el conocimiento sobre la situación del alumno/a, abordar un determinado problema y encontrar conjuntamente una solución satisfactoria, ayudar al alumno/a a organizar su tiempo de estudio, a mejorar su actitud en clase, a integrarse mejor en el grupo, etc.

2.Pedir al alumno/a que exprese su percepción del problema o de la situación, tratando de escucharle sin interrupciones.

3.Intentar empatizar con el alumno/a, pese a que en ocasiones, esto nos suponga un tremendo esfuerzo debido a la discrepancia que podemos sentir respecto a su forma de pensar.

4.Realizar aportaciones que nos ayuden a analizar y reencuadrar la percepción del alumno/a, analizando conjuntamente la situación problemática y los diferentes factores que pueden estar incidiendo en el problema.

5.Buscar conjuntamente posibles soluciones al problema fomentando siempre que el alumno/a se implique en la resolución de la situación.

6.Llegar a acuerdos claros, formular compromisos concretos de mejora y acordar una próxima entrevista para valorar los progresos realizados.

…nuestra actitud es importante para que el alumno/a se implique en sus problemas. En este tipo de encuentro son varias las actitudes que podemos expresar en el desarrollo de la reunión:

Actitud de solución: a partir del diagnóstico de una situación concreta, el tutor/a propone al alumno/a el plan a seguir. Es aconsejable que, pese a que en ocasiones es necesario actuar de esta forma, evitemos asumir la responsabilidad del alumno/a íntegramente, ya que de esta manera no ayudamos a que se enfrente por si solo a la realidad.

Actitud de evaluación: el tutor/a transmite al alumno/a el resultado de la evaluación y sugiere que cambios realizar, si es que procede. Debemos cuidar nuestra forma de orientar al alumno/a, evitando dar sugerencias al pie de la letra ya que esto no facilitaría en absoluto el que el alumno/a se entrene en la resolución de sus propios problemas.

Actitud de apoyo: la actuación del tutor/a se dirige a disminuir la tensión que un alumno/a está experimentando debido a cierta dificultad ante un problema/s. Es cierto que es recomendable que el alumno/a se sienta reconfortado ante una dificultad, pero debemos evitar que la entrevista se centre en este cometido y no se aporten soluciones.

Actitud de investigación: el tutor/a presenta gran interés por profundizar en el problema del alumno/a. Si bien es cierto que en muchas ocasiones esta actitud aparece con la intención de ayudar a nuestro alumno/a, es recomendable evitar “interrogatorios” en los que el alumno/a puede sentir que no se está respetando su terreno personal.

Actitud de comprensión: el tutor/a muestra interés por comprender al alumno/a en los aspectos más profundos, intentando ponerse en su lugar. Sea cual sea el objetivo de la entrevista, es la actitud más recomendable de cara a facilitar que el alumno/a asuma su propia realidad y se comprometa a mejorarla si es necesario.

…es aconsejable hacer mención al alumno/a de la confidencialidad de los datos personales que nos transmita.

…describiremos de forma secuenciada al alumno/a la metodología y estrategias a seguir para alcanzar el objetivo acordado.

…distribuiremos las acciones de las que cada uno será responsable. Normalmente, el que los alumnos/as vean que nosotros también tenemos tarea que llevar a cabo, facilita el cumplimiento de su parte del trato.

…es importante cuidar la forma en la que finaliza una entrevista. Se recomienda hacer un resumen de los aspectos que se han tratado en la misma, así como anotar los acuerdos adoptados para posteriores consultas. Si procede, concretaremos con el alumno/a una siguiente entrevista.

• TRAS LA REUNIÓN…

…realizaremos un seguimiento del alumno/a, observando si se cumplen los acuerdos alcanzados en la reunión. Es importante una vez más la utilización del refuerzo durante este proceso, ya que nuestro alumno/a sentirá que se valoran sus esfuerzos, y esto ayudará a que el alumno/a consolide una actitud adecuada de afrontamiento a los problemas