Estudiar Inicio Material para Padres Material Profesores Material Para Alumnos Tutor y Tutorias
 

LA PERSONALIDAD EN LA ADOLESCENCIA

¿Tienes un hijo/a adolescente? o simplemente conoces a alguien que este en esta etapa de su vida. Pues será mejor que sepas un poco sobre los rasgos de la personalidad en la adolescencia para poder comprenderlos mejor.

personalidad en la adolescencia   Primer empezemos por definir que es eso de la personalidad en general.

   La personalidad es el conjunto de actitudes y estilo de comportamiento de una persona, o sea todo aquel conjunto de características psicológicas que caracterizan a una persona y permiten distinguirla de todas las demás.

   Una definición mas técnica es "la organización dinámica de los sistemas psicofísicos que determina una forma de pensar y de actuar, única en cada sujeto en su proceso de adaptación al medio".

   En definitiva son los rasgos de cada persona. Claro esté que estos rasgos en la adolescencia tienen unas caracteristicas que son comunes a todos los adolescentes e inherentes a esta etapa de la vida.

   Dicho esto la siguiente pregunta seria que es eso de la adolescencia, pues ahi va:

   La adolescencia es la etapa de maduración entre la niñez y la condición de adulto. El término denota el periodo desde el inicio de la pubertad hasta la madurez y suele empezar en torno a la edad de catorce años en los varones y de doce años en las mujeres.
    Aunque esta etapa de transición varía entre las diferentes culturas, en general se define como el periodo de tiempo que los individuos necesitan para considerarse autónomos e independientes socialmente.

   Ahora que ya tenemos claro que es la personalidad y que es la adolescencia vamos a definir la personalidad en la adolescencia mediante los Rasgos que la Caracterizan:

- Los adolescentes tienen energía considerable, empuje y vitalidad.
- Son idealistas y tienen una preocupación real por el futuro de su país y del mundo.
- Ejercitan su habilidad para cuestionar valores, filosofías y teologías.
- Tienen un alto grado de percepción y sensibilidad sensorial.
- Son valientes, capaces de tomar riesgos por si mismos y arriesgarse por otros.
- Tienen un considerable sentimiento de independencia.
- Poseen un fuerte sentido de justicia y les desagrada la intolerancia.
- La mayoría de las veces son responsables y se puede confiar en ellos.
- Son flexibles y se adaptan al cambio prontamente.
- Normalmente, son muy abiertos, francos y honestos.
- Tienen un sentido de lealtad para las organizaciones y las causas por encima del promedio.
- Tienen sentido del humor, el cual siempre expresan.
- Miran el futuro con optimismo y en forma positiva.
- Con frecuencia piensan seria y profundamente.
- Tienen una gran sensibilidad y perspicacia hacia los sentimientos de otras personas.
- Están comprometidos en una sincera e interminable búsqueda de identidad.
- Creatividad, talento, inteligencia. Conceptualizar los anteriores términos y definir la creatividad en el adolescente.
- La aparición de problemas emocionales es muy frecuente entre los adolescentes.
- Creatividad: capacidad de inventar algo nuevo, de relacionar algo conocido de forma innovadora o de apartarse de los esquemas de pensamiento y conducta habituales.


   ¿Como Buscan Su Identidad Los Adolescentes?

   Dentro de las diversas formas en que los adolescentes tratan de lograr hallar su identidad, es partiendo de los demás es decir, de su grupo de amigos o compañeros, se tratara de lograr el mayor grado de aceptación y comodidad social, por lo que experimentara diversos cambios de conducta, pensamiento, vestir, entre otros hasta que poco a poco comience a seleccionar los aspectos con los que mejor se sienta. Tal vez esto no sea tan fácil en unos como en otros, por que habrá algunos que se dejen dominar por sus otros y pierdan su identidad y comiencen a imitar la de otro. Se menciona en primer lugar el ámbito social que el familiar, por que pese a todo en la sociedad actual, los jóvenes conviven más y se llevan mejor con su grupo de iguales que con su misma familia.

   De igual forma los adolescentes también trataran de hallar su identidad partiendo de su núcleo familiar, ya sea como asimilación de conductas, gustos o intereses. Generalmente trataran de asimilar los aspectos que más le atraen de las personas del mismo sexo que conforman su familia, como hermanos, primos o tíos, esto es tanto para los hombres como para las mujeres.

   Los adolescentes también buscan su identidad a partir de los medios de comunicación y lo que estos proyectan, lo denominado moda del momento, es por ello que trataran de ajustarse a los parámetros que estos le suministran para versen aceptados dentro de su circulo social. Así mismo los medios les provee de un gran cúmulo de identidades, las cuales manejan diversas perspectivas, es aquí donde algunos pueden crear sus héroes o ídolos, y trataran de ser como ellos.

   Ya para concluir la formación de la identidad como tal, es un proceso muy complejo en el cual se ven involucradas numerosas variables, que repercutirán positivamente o negativamente. Todo este proceso le permitirá al adolescente crear una personalidad más madura y equilibrada en la mayoría de los casos o puede que en otros lo único que logre sea confundirlos.

   ¿Cómo actúa el Adolescente?

   Durante la infancia, el niño mitifica a sus padres: son seres que todo lo hacen bien, nunca se equivocan, y les parecen los mejores del mundo; al llegar a la adolescencia, empiezan a descubrir defectos e incoherencias, produciéndose la toma de conciencia de la necesidad de rebelarse frente a unos progenitores que han dejado de ser perfectos.

   Una de las cosas que más sorprende y a menudo molesta a los padres, es que su hijo adolescente ya no les cuenta nada o muy poco sobre su vida, observan que se encierra en su mundo personal y sus amigos, saliendo sólo cuando a él le apetece. Si el adulto decide insistir, puede provocar muchas veces en el joven, un mayor retraimiento.

   El adolescente está hambriento de vivir sus propias experiencias y llegar a sus propias conclusiones. Necesita enfrentarse a las normas y creencias paternas para poder formarse una opinión propia. Necesitará equivocarse para poder adquirir experiencia. Los consejos ayudan en el proceso de maduración psicológica y en la estructuración de valores éticos del joven, pero resulta indiscutible que su valor estará directamente relacionado con el grado de aceptación y tolerancia que el adolescente percibe en la actitud de sus padres.

   El conflicto entre el sentimiento de independencia y la necesidad de dependencia es uno de los desafíos que ha de librar con sus padres, pero quizá más consigo mismo. Por una parte se siente demasiado controlado (normas, horarios) pero por otra no se siente capaz de independizarse, pues el proceso de autoafirmación le produce un sentimiento de inseguridad y un temor a equivocarse.

   Necesitará recibir críticas y restricciones a sus peticiones y comportamientos, demandarle un respeto hacia las ideas y decisiones, de esta manera podrá desarrollar su capacidad para contestarlas y a través de la contestación, encontrarse a sí mismo.

   El adolescente sufre un sentimiento de incomprensión respecto a los demás, que radica en una incomprensión respecto a sí mismo.

   No importa que las normas en el hogar sean rígidas o flexibles, el adolescente necesita romper con ellas y rechazar todas las proposiciones previas. Los intereses de padres e hijos van cambiando y se van diferenciando cada vez más a lo largo del tiempo; este distanciamiento les proporciona un protagonismo y una manera de establecer su propia identidad.

   Por último Vamos a dar una Recomendaciones:

- El hogar como un lugar en el que las ideas se expresen de forma clara y natural, porque se tiene la seguridad de que serán respetadas.

- Una actitud por parte de los padres poco invasiva y ansiosa, permite una mayor comunicación y permeabilidad afectiva.

- Tener claro que la amistad y la paternidad son dos conceptos diferentes, suficientemente importantes por sí mismos.

- Una actitud positiva es la de los padres que admiten la evolución de su hijo.

- Una conversación aplazada para un momento más favorable puede cambiar totalmente la situación.

- Aprender a respetar los estados de humor cambiante y evitar que las discusiones se conviertan en batallas, puesto que a veces la agresividad está a flor de piel y es fácil buscar culpables, fuera de uno mismo, de las cosas que no se comprenden.

- El mantenimiento de la normativa familiar es necesario para el hijo, pues a pesar de desear romperla, cuando llegan momentos de crisis, necesita tener la posibilidad de acogerse de nuevo a los patrones de actuación familiar que le proporcionarán unos puntos de referencia seguros.

- Los padres tendrían que hablar con mayor claridad sobre los temas que les preocupan y no buscar excusas.

- La familia tiene que saber mantener sus costumbres para no terminar siendo víctima de los caprichos de su hijo.