Estudiar Inicio Material para Padres Material Profesores Material Para Alumnos Tutor y Tutorias
 

LA HEURÍSTICA EN EL AULA

  
   Había un dicho: “No le des pescado a un niño, enséñale a pescar”.

   Hoy deberíamos decir: “No le des un dato al niño, enséñale a pensar”.

   Tal como vamos, los depósitos de conocimiento no van a estar más dentro de nuestras cabezas, sino ahí afuera, disponibles para buscarlos por Internet.

   Ahí va a estar toda la información, todos los datos, todo lo que ya se sabe.

   Se denomina heurística a la capacidad de un sistema para realizar de forma inmediata innovaciones positivas para sus fines. La capacidad heurística es un rasgo característico de los humanos, desde cuyo punto de vista puede describirse como el arte y la ciencia del descubrimiento y de la invención o de Resolver problemas mediante la creatividad y el pensamiento lateral o pensamiento divergente. 
   La palabra heurística procede del término griego εὑρίσκειν, que significa «hallar, inventar» (etimología que comparte con eureka). La palabra heurística aparece en más de una categoría gramatical. Cuando se usa como sustantivo, identifica el arte o la ciencia del descubrimiento, una disciplina susceptible de ser investigada formalmente. Cuando aparece como adjetivo, se refiere a cosas más concretas, como estrategias heurísticas, reglas heurísticas o silogismos y conclusiones heurísticas. Claro está que estos dos usos están íntimamente relacionados ya que la heurística usualmente propone estrategias heurísticas que guían el descubrimiento.

   La popularización del concepto se debe al matemático George Pólya, con su libro Cómo resolverlo (How to solve it). Habiendo estudiado tantas pruebas matemáticas desde su juventud, quería saber cómo los matemáticos llegan a ellas.

   El libro contiene la clase de recetas heurísticas que trataba de enseñar a sus alumnos de matemáticas. Cuatro ejemplos extraídos de él ilustran el concepto mejor que ninguna definición:

    1 Si no consigues entender un problema, dibuja un esquema. 
    2 Si no encuentras la solución, haz como si ya la tuvieras y mira qué puedes deducir de ella (razonando a la inversa). 
    3 Si el problema es abstracto, prueba a examinar un ejemplo concreto. 
    4 Intenta abordar primero un problema más general (es la “paradoja del inventor”: el propósito más ambicioso es el que tiene más posibilidades de éxito). 

   Ofrezco en este documento una reflexíón y experiencias donde el desarrollo de heurísticas están presentes en el aula, en forma explítica o implícita. Al mismo tiempo es un reconocimiento de las limitaciones que las propuestas de Polya contienen y su dificultada para aplicarlas. Dificultades que no solo provienen de una deficiente preparación de los cuadros docentes, sino que funadmentalmente de las dificultades cognitivas de los niños, para aprender patrones generales de pensamiento o de resolución de problemas, antes que desarrollos patrones específicos relacionados con un tipo específico de conocimiento.

   Un ejemplo:

   Supongamos que planteamos a un grupo de alumnos de cuarto (o quint o) año de la escuela primaria la siguiente tarea:
Calcular la superficie del cuadrado sabiendo que la semidiagonal ab mide 10 cm.

   la heuristica en el aula

   Probablemente una cantidad de alumnos no encuentre la solución y es posible que hagan el siguiente comentario: para calcular la superficie debería saber el lado del cuadrado. Esto demuestra que para los alumnos la tarea representa un problema, es decir una situación en la que no son capaces de dar inmediatamente la respuesta o de llevar a cabo la acción apropiada para lograr
la solución. Probablemente parte de esos alumnos lograría la solución si el problema fuese planteado del siguiente modo:
   (figura)
   ab=10 cm
   mn= 20 cm

   La explicación par a este estado de cosas es que en esta nueva presentación de la tarea ellos reconocerían inmediatamentee un ejercicio familiar o conocido, concretamente “calcular la superficie de dos triángulos”. Llamamos a este tipo de ejercicios familiares una tarea tipo, es decir una tarea a la que situación o propuestaa a un problema pueden inmediatamentee dar una respuestaa o para la que conocen inmediatamente un procedimiento para llegar a la solución.

   Los alumnos que no logran resolver la tarea original, se encuentran en esta situación, por que no reconocen un ejercicio tipo. Posiblemente la mayoría de ellos hubiesen encontrado la solución si el docente hubiese dicho: “Trata de dividir el cuadrado de tal modo que sea fácil calcular la superficie” . Este consejo ayuda por par t e del profesor sugiere cómo reducir o transformar el problema en un ejercicio tipo.

   Además el ejemplo dado demuestra que la transformación de un problema en un ejercicio t ipo no da a la vez la resolución íntegra. Par a hallar la solución es aún necesario aplicar el concepto de t r iángulo y la fórmula para calcular la superficie de un triángulo. Expresado de un modo más general: luego de haber r educido el problema a una tarea t ipo el alumno aún debe aplicar un aspecto (eventualmente, diferentes aspectos) del contenido o de la materia del dominio en cuestión.

   Tambien te pueden interesar:

    - Consejos Para Estudiar Bien

   Enlace donde puedes ver mas ejemplo: http://educavallologo.files.wordpress.com/2010/03/las-heuristicas-en-el-aula.pdf