Como Estudiar Material didactico para padres Material didáctico para profesores Material didáctico para alumnos/as Tutor y Tutorias

TÉCNICAS DE RELAJACIÓN EN EL AULA

¿Qué es la relajación?. La relajación es "No hacer nada" pero a veces es muy complicado relajarse. Parece que no hacer nada no es tan fácil como parece.

La relajación se relaciona con frecuencia con el uso de los músculos, lo cual significa que al liberar las tensiones se alargan las fibras musculares, al contrario que su acortamiento que acompaña a las tensiones o la contracción muscular.

Aquí vamos a explicar algunas técnicas sobre todo enfocadas a los adolescentes durante su periodo en el colegio o el instituto.

La relajación es una técnica muy sencilla de aplicar que puede serte de enorme ayuda para eliminar estados de tensión, nerviosismo, ansiedad…que se te pueden presentar en numerosas situaciones de tu vida, ya que, si no controlas y reduces estas situaciones negativas,

 

éstas pueden conducirte al fracaso de esa situación determinada (por ejemplo, los nervios característicos previos a las situaciones de examen).

Empezamos:    

1ª Técnica:

Esta practica puede durar unos cinco o diez minutos, se realiza con todo el grupo de clase y es muy buena para el comienzo de una clase cuando los alumnos se encuentran excitados, por ejemplo después del recreo. Les relaja y serena y la clase se comienza con mas tranquilidad.

- La columna recta apoyada en la silla. Las piernas en Angulo recto y las manos sobre las rodillas con los brazos relajados. Los pies en el suelo. Ya estamos cómodos y ahora cerramos los ojos. Solo existo yo y nadie mas a mi alrededor.  Respira con tranquilidad tomando el aire por la nariz y expulsándolo por la boca, lentamente. Concéntrate ahora en la respiración. Fíjate cómo el aire entra y sale de tus pulmones. Después de aspirar mantén el aire por unos momentos. Luego expulsa el aire. Nota cómo al expulsar el aire el pecho se relaja agradablemente. Respira lentamente durante un rato. Nota las sensaciones agradables y relájate. Estás muy tranquilo y relajado.

-Pon ahora atención en el estómago. Mételo para adentro del todo. Nota la tensión. Ahora relájalo. Respira libre y tranquilamente. Nota la sensación de relajación que se extiende por toda la musculatura del vientre.

Concéntrate en la respiración. Respira tranquila y lentamente. Piensa: el aire entra y sale con facilidad de mi pecho y me encuentro bien. Estoy tranquilo y relajado.

 

- Escucha los sonidos de tu alrededor. No tienes que escuchar ninguna respiración de ningún compañero, ni siquiera casi la tuya.

 

- Bajamos la cabeza y empezamos a girarla lentamente por completo en una dirección. Cuando llegue al punto de partida la giraré en sentido contrario. Mantengo la cabeza recta y la espalda erguida.  Ahora sigo respirando.

 

- Ahora noto como si tuviera una cuerda encima de mi cabeza que hace estirar mi columna y ponerla recta. Suelto la cuerda.

 

- Ahora subo los hombros y los dejo subido un tiempo. Noto la carga de los hombros sobre mi cuerpo. Ahora los dejo caer hacia abajo y noto una sensación de alivio, de descarga de tensiones.

 

- Cierra la mano derecha haciendo un puño. Aprieta fuerte. Nota la sensación de tensión en el antebrazo y en la mano. Ahora deja la mano y el antebrazo relajados, flojos, totalmente relajados.

 

- Haz ahora un puño con la mano izquierda y aprieta fuerte los dedos. Nota la tensión. Ahora afloja la mano, relájate. Abre poco a poco la mano y concéntrate en la sensación de relajación.

 

- Ahora cierra las dos manos haciendo un puño con ellas. Aprieta los dedos con fuerza. Nota la tensión. Ahora afloja las manos, relájate. Nota la sensación de relajación. La sensación ahora es agradable.

 

 Estás muy tranquilo y relajado, muy tranquilo y relajado.

 

 

2ª Técnica

 

Objetivo: Intentar comprender que la mente muchas veces no distingue un hecho real de un hecho imaginario.

 

Sentado cómodamente gira la cabeza hacia la derecha todo lo que puedas. Fijate en algo que será el indicador de hasta donde puedes girarla.

 

Haz lo mismo pero girando la cabeza hacia la izquierda.

 

Ahora mantén la cabeza recta cierra los ojos e intenta repetir mentalmente los giros de la cabeza con los indicadores, pero sin mover la cabeza, solo mentalmente.

 

Muchas personas se sorprenderán con los resultados. Otra en cambio no verán ninguna diferencia.significativa.