Ir al portal de aprender a estudiar Ir a Material didactico para padres Ir a Material didactico para profesores Ir a Material didactico para alumnos/as

COMO DECIR NO A MI HIJO


He podido recopilar una serie de historias y experiencias que ilustran muy bien como se le puede decir a un niño que NO sin que se caiga el mundo.

Comunicación. Uno de los grandes errores que cometen los padres es no hablarle a los hijos del dinero. Mientras más se les explique (conforme a su edad, claro), que es el dinero, de donde viene, como se administra, que es un presupuesto, porque no se puede tener todo de golpe al mismo tiempo, etc.

Más fácil le será al padre explicarle en un momento de berrinche o necedad el porque no se puede comprar X cosa. El conocimiento  es poder!.

Los límites no son malos. Un niño de forma natural NECESITA límites. Nada más vean uno de esos programas británicos de niñeras que rescatan a padres abrumados por el comportamiento de sus hijos, y confirmarán que en cuanto se les pone límites sanos los niños se vuelven un encanto. Si están en el cine y el niño quiere, palomitas, y luego chocolate, luego un refresco y luego… Firmemente hay que decirle cual es el límite y porque. Si el padre es firme y no se doblega ante el posible chantaje, el niño lo tomará bien, aunque no sea de forma inmediata.

No siempre digas que no. Los padres tienen un instinto maravilloso de proteger a sus hijos de cualquier pena, dolor o pérdida. pero a veces eso funciona en contra tanto de los hijos como de los propios padres. A veces vale la pena “no ponerse en medio”.

Negocia y establece acuerdos. Cuando recién me gradué, me fui a Vancouver, Canadá de viaje y a hacerla de baby sitter de mis primos. El me recibió en casa a cambio de que yo ayudara a cuidar a Chris de 5 años, y a Jessica de 7. Ambos niños eran dulces, pero sabían manipular!. Chris se la pasaba pidiendome “quarters” (25 centavos de dólar). Al principio se los daba porque no tenía el corazón para decirle que no porque me lo pedía muy bonito (corazón de pollo), pero la verdad es que yo andaba en plan super pobre, sin poder ganar dinero en una estancia de más de dos meses así que pronto esos quarters se volvieron más  valiosos. Al principio, le expliqué que no podia darle, y bajó la frecuencia, pero volvió a insistir y era MUY seguido hasta que un día le dije: Bien Chris, hoy te voy a dar un dólar (le brillaron los ojitos), pero necesito algo a cambio. Que no me pidas nada de dinero hasta dentro de 8 días. Obviamente dijo que si. A los dos días  ya andaba pidiéndome un quarter otra vez, no se si porque olvidó el acuerdo, o porque se estaba haciendo de la vista gorda esperando que Yo olvidara el acuerdo. Le dije muy cariñosamente que no, porque todavía faltaban 6 días para que acabara el trato. Con voz muy dulce lo aceptó y no me volvió a pedir hasta bien pasados los 6 días. Un acuerdo es un acuerdo y debemos respetarlo tanto los pequeños como nosotros los adultos.
----------------------------------------------------------------

Autor y Licencia de esta obra:
www.blogylana.com

 


Mas sobre estudiar:

www.estudiar.be