Como Estudiar Material didactico para padres Material didáctico para profesores Material didáctico para alumnos/as Tutor y Tutorias

COMO USAR EL DICCIONARIO

El diccionario es (o debería ser) una herramienta fundamental en trabajo diario de un estudiante. En él encontraremos la forma de utilizar correctamente las palabras de nuestro idioma.

Pero no sólo eso: la mayoría de ellos contiene una valiosa información adicional que nos servirá para situar el contexto de la palabra buscada, su origen, las regiones donde se encuentra extendido su uso, etc.

Con frecuencia, las palabras tienen diferentes matices de significación, y a menudo significados completamente distintos. A estas diferencias las llamamos acepciones. Como sabéis:

 


no es lo mismo una huelga general que un General de huelga

    ni es igual un vino con cuerpo que un cuerpo con vino


Por lo tanto, es importante que reconozcáis el contexto en que está incluida la frase. Y, una vez realizada la consulta, que volváis al texto para comprobar que estamos utilizando la acepción correcta.



 
 Tened en cuenta

  • Es aconsejable que consignéis en fichas las palabras que habéis ido buscando. El repaso de éstas os ahorrará tiempo y búsquedas inútiles.
     
  • Para utilizar correctamente el diccionario es imprescindible manejar el abecedario con mucha soltura. Una búsqueda lenta constituye un problema más que una solución
     
  • Los diccionarios son universos cerrados; la lengua no. Por ello, si no encontráis una palabra no quiere decir que no exista. El lenguaje oral es el que nutre a las Academias.

Algunos libros diccionarios son más completos que otros, contienen mayor cantidad de palabras, tienen ilustraciones tales como mapas, fotografías de lugares, personas u objetos; indican si la palabra consultada se relaciona con alguna materia especial del conocimiento, tales como geografía, matemáticas, historia, música, mecánica, electrónica, etc. También existen diccionarios que además de las palabras del idioma contienen nombres de lugares, o de personas célebres con una nota acerca de su biografía.

Existen varios tipos de diccionarios especializados, que contienen información muy detallada sobre diversos temas; tales como los diccionarios de sinónimos, o los referentes a áreas especiales del conocimiento. Entre éstos, los diccionarios enciclopédicos — que en algunos casos comprenden varios tomos — resultan sumamente útiles a los estudiantes, ya que contienen información de diverso grado de desarrollo, respecto de los temas a que se refiere cada palabra.

En Internet es posible acceder a sitios que contienen diccionarios de diversos tipos, o que permiten hallar otros sitios especializados en diccionarios.

A los efectos del estudio del idioma español, sin duda el sitio principal es el que presenta el:

Diccionario de la Real Academia Española

Otros sitios en que es posible hallar diccionarios son:

Diccionario castellano Anaya
Diccionarios idiomáticos: www.foreingnword.com

 

TIPOS DE DICCIONARIOS

Existen varios tipos de diccionarios, según su función y su uso:

  • De la lengua: En ellos se explica brevemente el significado de las palabras de una lengua determinada. Para la lengua española quizá el referente más común sea el Diccionario de la lengua española de la Real Academia Española (DRAE), elaborado conjuntamente por las veintidós Academias de la Asociación de Academias de la Lengua Española.
  • Etimológicos: Son los diccionarios en los que se facilita información sobre el origen de las palabras de una determinada lengua. Quizá el diccionario etimológico más prestigioso de la lengua inglesa es el Oxford English Dictionary. Quizá el diccionario etimológico más célebre (aunque ya no el más actualizado) de la lengua española es el Tesoro de la lengua castellana o española (1611), obra de Sebastián de Covarrubias y Orozco (1539-1613) que no es sólo diccionario etimológico, sino que aporta muchísimos datos históricos de la lengua utilizada en su época.
  • De sinónimos y antónimos: En estos diccionarios se relacionan palabras de significado similar y opuesto, para facilitar la elección de éstas al redactar textos. Los más sencillos se limitan a dar una lista de palabras para cada entrada, pero algunos más completos indican además las diferencias de matiz con la palabra buscada, sin llegar a ser un tesauro, comentado más adelante.
  • De idiomas: Son los diccionarios en que se indican las palabras equivalentes en otro idioma o en otros idiomas. Es habitual encontrar este tipo de diccionarios en un mismo tomo junto con el idioma inverso, de tal forma que pueden consultarse las palabras en ambos idiomas.
  • Especializados: Se trata de diccionarios que están dedicados a palabras o términos que pertenecen a un campo o técnica determinados como, por ejemplo, la informática, la jardinería, la ingeniería, la computación, la genética, la heráldica, el lenguaje SMS, pesos y medidas o abreviaturas, etc. Proporcionan breve información sobre el significado de tales palabras o términos. Pueden ser también diccionarios de idiomas en los que se indica la traducción a otra lengua o a otras lenguas de las palabras o términos que incluyen.
  • Inversos o de rimas: Son diccionarios de la lengua con la particularidad de que están ordenados alfabéticamente según las últimas letras de cada palabra, en vez de las primeras. Su uso principal es buscar palabras que rimen con otra, para la redacción de poesías y versos. Algunos diccionarios inversos reducidos no incluyen definiciones, sino sólo la lista de palabras ordenadas de esta forma.
  • De gramática: En estos diccionarios no se ordenan palabras, sino estructuras gramaticales. Su uso principal es para personas que están aprendiendo un idioma extranjero, ya que les permite buscar estructuras gramaticales de un texto y consultar en ellos su significado y construcción.
  • De uso práctico: Recogen acepciones en las palabras que no son reconocidas por el órgano competente (como la Real Academia de la Lengua en España) pero que, sin embargo, siguen usándose ampliamente en la sociedad. Es el caso, por ejemplo, del Diccionario de uso del español de la española María Moliner.
  • De dudas: Recogen palabras y frases cuyo significado se ha desvirtuado y no significan en la sociedad lo que un diccionario de la lengua indica. Estos diccionarios ayudan a un redactor o escritor a usar los términos correctos, sin dejarse llevar por el significado popular. A diferencia del diccionario de uso práctico anterior, su objetivo no es dar a conocer el uso vulgar de una palabra, sino advertir de éste, y proponer alternativas adecuadas para fines específicos.
  • Tesauro: Son obras en las que se relacionan numerosas palabras que guardan una relación más o menos directa con la palabra objeto de consulta. No son, pues, diccionarios de sinónimos, ya que estos últimos incluyen únicamente palabras con un significado similar y equivalente.
  • Diccionario ideológico: Se localizan las palabras según su asociación a una idea. Se parte de ideas generales y se va concretando hasta llegar a una lista de palabras entre las que se encontrará la buscada. Se diferencia del tesauro en que en aquél las palabras se relacionan con palabras con alguna relación, mientras que en éste las palabras se agrupan con ideas. Por ejemplo, para localizar el nombre de un cierto color verde que no recordamos se busca en el grupo "naturaleza"; dentro de éste, en el grupo "luz"; dentro de éste, en el grupo "color", luego en el grupo "verde" y ahí, entre otros, se encuentra "glauco", un tono específico de verde. En [http:www.diccionarios.com] podemos encontrar uno.
  • Diccionario analógico conceptual: Es una especie de tesauro. Sus características hacen que se presenten en formato electrónico (DVD o página web). Es un diccionario conceptual porque el acceso se realiza por medio de conceptos no sólo por medio de palabras. Por ejemplo, demasiado cansada para es un concepto multipalabra. Esta característica hace que la accesibilidad sea fácil para el usuario común.